Barbacoa argentina parrillas rodante

Barbacoa argentina parrillas rodante

Barbacoa argentina parrillas rodante con puertas corredizas y tapa chica

Ofrecemos alternativas con productos de calidad para poder elegir una solución a tu medida. Barbacoa argentina parrillas rodante. Barbacoa argentina parrillas rodante Con puertas corredizas y tapa chica. Pintura expoxi (como las heladeras). Parrilla enlozada en paños desmontables en v, con grasera enlozada desmontable, frente de acero inoxidable. Mesada lateral metalica utra resistente, con estante inferior metalico, con 4 ruedas ø180mm reforzadas gran tamaño. Facil de rodar en cualquier superficie. Piso de ladrillos refractarios de 20mm, con laterales de ladrillos refractarios. Crique de hierro macizo de ø12mm zincado, cadenitas zincadas, con puertas corredizas con rueditas.

Barbacoa argentina parrillas rodante

Detalles en acero inoxidable, ventilaciones posteriores para cocinar con la tapa cerrada. Efecto horno calor envolvente. Bajo consumo de carbon, barral lateral para colgar carbonera(no incluida). Medidas: ancho 105 cm. Con mesada incluida, la alto 95 cm. Tapa cerrada, con profundidad 59 cm incluyendo ruedas. Superficie util de parrilla 66 x 42 cm. La mejor del mercado, producto de alta calidad. Diseño y rigidez estructural. Tu consulta no es molestia, atendemos de lunes a viernes de 9 a 17.30hs.

Cómo limpiar una parrilla portátil

Si vivís en un departamento y tenés la suerte de contar con un balcón, podés aprovechar para colocar una parrillita portátil. Existen distintos modelos con tamaño reducido que funcionan a gas o a leña. La portabilidad hace que estas estructuras resulten muy prácticas y versátiles. No olvides que, por chicas que sean, eso no afecta en nada el sabor del asado. Para limpiarla, lo recomendable es que saques la parte que se desmonta y la remojes unos minutos en agua caliente con jabón.

Luego tenés que refregarla con un cepillo o esponja con detergente. Para terminar, podés repasar con el cepillo o una piedra pómez para sacar la suciedad más rebelde y luego enjuagarla nuevamente con agua con detergente. Por otro lado, tenés que limpiar el interior de la parrilla. Primero quitá las cenizas y los carbones viejos. Si la suciedad está floja, tomá una piedra pómez o un cepillo y pasalo suave pero firmemente, asegurándote de remover toda la suciedad rebelde. Para terminar, pasá un trapo humedecido por el exterior de la parrilla y, si ves que algo quedó pegado en la superficie, sacalo con un poco de agua tibia mezclada con bicarbonato de sodio.

Cómo hacer fuego para el asado

Encender la leña o el carbón es sencillo si conocemos algunos tips. Colocá una base de bollos de papel de diario viejo. Poné encima pedacitos de carbón chiquitos para que enciendan más fácil (un detalle importante: fijate primero que el carbón no esté húmedo, porque no logrará encender si es así). Encendé con fósforos el papel en varios sectores. Cuando el fueguito llegue a las primeros trozos de carbón, andá agregando pedazos de carbón más grandes hasta incorporar la cantidad necesaria. Si no hay nada de viento que avive el fuego, podés airearlo ayudándote con alguna tapa de olla o bandeja liviana, usándola tipo abanico. Cuando las brasas estén de color entre rojas y blancas, ya podés pasarlas del brasero hasta la base de la parrilla y comenzar la cocción. Consejo útil: la parrilla debe estar entre 15 o 20 cm de altura sobre las brasas.